La gente tiene cicatrices, en todo tipo de lugares inesperados.
Como mapas secretos de sus historias personales.
La mayor parte de nuestras heridas sanan...
dejando no más que una cicatriz.
Pero otras no.
Algunas heridas las cargamos a todos lados
y aunque la cortada se haya ido hace mucho...
el dolor aún perdura.
¿Qué es peor...
heridas nuevas, que son tan terriblemente dolorosas...
o viejas heridas que debieron sanar hace años y no lo hicieron?
Tal vez nuestras viejas heridas nos enseñan algo.
Nos recuerdan donde hemos estado...
y lo que hemos superado.
Nos enseñan lecciones sobre qué evitar en el futuro.
Es lo que nos gusta pensar.
Pero así no es, ¿o sí?
Algunas cosas las tenemos que aprender,
Una y otra y otra vez.....

Read Users' Comments (2)

2 Response to " "

  1. Amaia, on abril 18, 2007 1:30 p. m. said:

    Me doy vergüenza agena xD yo pensaba que ya no escribias aqui!!!! xD

    Es verdad lo de las cicatrices... :) El humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra dicen.

  2. Núria, on abril 21, 2007 11:04 p. m. said:

    Pues sí Carmencita, aunque muchas veces las heridas abiertas duelen, nos hacen recordar los errores del pasado, aquellas cosas que no debemos repetir. Porque si dejamos que se instale el olvido en nosotros, volvemos a caer y esa herida vuelve a reabrirse y parece nunca curar. Por eso aunque se curen, hay que tener en cuenta siempre la cicatriz, tener cuidado de que no vuleva a brirse, porque después de todo, nuestras cicatrices y nuestro dolor también son parte de lo que somos y no podemos pasarlo por alto.

    Besos :)